El Yorkshire Terrier visto por un adiestrador

Mario Hernandez on 04/08/2016

Yorkshire Terrier

Origen:

El Yorkshire Terrier es un perro centenario, aunque ahora lo veamos como un perro de compañía, siempre muy arregladito, es un perro de caza, este perro tan señorial nació en el siglo pasado, pasó de los cazadores escoceses a los salones de París.

Este perro existe gracias a la oleada migratoria que a comienzos del siglo XIX llevó a los obreros del textil de Glasgow hasta el condado de York. Estos escoceses, más bien pobres, eran muy aficionados a la caza, contaban con perros muy ágiles y valientes muy parecidos a los skye terriers, salvo por el pelo, el cual en el caso de éstos era muy flexible, mientras que el skye lo tenía duro. Una vez llegados a Yorkshire, se cruzaron con perros locales, unos potentes ratoneros llamados broken haired terriers.

El pelo largo se consiguió gracias a la aportación del bichón maltés, estos perros eran traídos de sus viajes por el mediterráneo por los marineros británicos. Así fue cómo se creó el Yorkshire Terrier de forma primitiva.

Aptitudes físicas:

A pesar de su aspecto, es un perro al que le encantan los paseos, hay que tener presente sus orígenes, son duros terriers cazadores de ratas y demás presas nada fáciles. Es un perro muy despierto, a pesar de su apariencia.

Temperamento:

Es un perro de compañía, afectuoso, le gustan los juegos con los niños, en casa le gustan los momentos relajados, los cuales los pasará en sus cojines o encima de las rodillas de sus dueños.

Arreglo:

Alto, cepillados y peinados diarios, un baño mensual como mínimo.

Mantenimiento:

El coste del mantenimiento medio, come de 70 gr. a 90 gr. diarios dependiendo del ejercicio que realice.

Adiestramiento:

No es un perro dócil, con esto no quiere decir que sea un perro malo, pero es un perro que necesita mucha psicología para llevarlo a nuestro terreno y conseguir que obedezca sin que se desmadre.

Paseos:

Tal y como hemos comentado anteriormente, es un perro que no dirá que no a largos paseos, claro está, dentro de un orden.

Mira las otras razas aquí