Bulldog Francés

Origen:

Se sabe a ciencia cierta que el bulldog tal y como lo conocemos ahora apareció en Francia hacia finales del siglo XIX, nadie se pone de acuerdo sobre sus orígenes remotos.

Aptitudes físicas:

Aunque es un buen perro de compañía, en la mayor parte de los casos, no es un perro excesivamente deportista, necesita paseos, a priori no es un perro para hacer un deporte continuado, por ejemplo salir a correr varios kilómetros.

Temperamento:

A pesar de su aspecto serio, se esconde un buen amigo lleno de vitalidad, es un perro que siempre está atento a todo lo que sucede a su alrededor, es un perro sensible, el que era un perro de pelea ahora no le gusta la brutalidad, le gusta el calor humano. Un poco tozudo, pero con los niños es paciente y muy complaciente. Se interesa poco por los de su especie, puede ser un poco autoritario con otros perros.

Arreglo:

Simplemente cepillados, baños y cuidados comunes.

Mantenimiento:

El coste del mantenimiento es razonable, la cantidad de pienso diaria rondará en esta raza de 200gr a 300gr, todo dependerá también de la actividad física y como en las personas de su metabolismo, dependiendo que tengan más o menos facilidad a engordar.

Adiestramiento:

Hay que empezar lo antes posible a desarrollar su excelente carácter, educándolo con paciencia y estimulando su inteligencia.

Paseos:

Para mantener su musculatura necesita ejercicio, pero con precaución, debemos vigilar que no se agote y sobretodo, evitar los paseos a las horas del día con más calor y en días muy caluros evitar largos paseos.

Mira las otras razas aquí